América Latina: hienas e irregularidades

Rafael Correa denuncia un posible golpe de estado ante la inminencia del ballotage a desarrollarse en Ecuador. Mientras tanto María Eugenia Vidal liderará la misión de la OEA para “Observar” las elecciones en El Salvador.

“Atención Latinoamérica y mundo: Ecuador sufre nuevamente un golpe de estado. Fiscalía intenta llevarse computadoras del Consejo Nacional Electoral (CNE) para que no se proclamen resultados e impedir la segunda vuelta. La Presidenta del CNE denuncia que le quitaron custodia policial”. Está fueron las palabras con las que el ex presidente de Ecuador Rafael Correa denunció las irregularidades.
Además de Correa, se sumaron a las denuncias el candidato por el correismo Andrés Arauz (ganador en primera vuelta por amplio margen) y de Guillermo Lasso, (principal opositor por la derecha ecuatoriana) quien afirmó que “son hechos que deberían alarmar a todos quienes defienden la democracia en Ecuador” (…) y animó a “defender y fortalecer la democracia”.
La Fiscalía General del Ecuador, recién terminado el conteo de votos, ordenó la recolección del contenido digital de la base de datos que administra el sistema informático electoral. Según la Fiscalía, la finalidad es preservar la base de datos y generar un reporte sobre las inconsistencias en las actas de la Junta Provincial Electoral de las Guayas. En esa localidad el candidato indigenista (tercero por mínimo margen) Yaku Pérez había denunciado un fraude por parte de la derecha encabezada por Lazzo.
Es importante tener en cuenta para entender las denuncias, que este es un hecho sin precedentes en el país, y la autoridad competente es el Consejo Nacional Electoral.

Mientras tanto, unos cuantos kilómetros al norte, otro país latino que decide su futuro es El Salvador.
En el marco de un clima de violencia pre electoral, El Tribunal Supremo Electoral de El Salvador solicitó a la ONU, la Unión Europea y la OEA, el envió por adelantado de sus observadores para los comicios legislativos y municipales de este 28 de febrero.
En ese contexto Luis Almagro, Secretario General de la OEA, sospechado, al igual que la organización a la que representa, de participar del armado del golpe de Estado a Evo Morales en Bolivia, designó a la ex gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal como Jefa de la Misión de Observación Electoral. Vidal acompañada de una comitiva de 20 personas, será la encargada de presentar un Informe Final ante el Consejo Permanente.
De irregularidades concretas en Ecuador a personas “Irregulares” en El Salvador. La Democracia y el marco geopolítico latinoamericano se encuentran en un terreno decisivo de cara al futuro y al posible rearmado de un bloque sólido, necesario para hacer frente a los intentos reaccionarios de volver a épocas oscuras por parte de las oligarquías nacionales e imperiales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *