Las medidas tomadas por el gobierno Nacional, en el plan contra la pandemia del COVID-19, tienen como principal objetivo el cuidado de la salud y la vida de todos los argentinos, pero es inevitable que el Aislamiento Social Obligatorio traiga como consecuencia directa una crisis social y económica.

En nuestro país la economía informal alcanza el 40% de la población, y los 10 millones de inscriptos al IFE (Ingreso Familiar de Emergencia) dejan en el tapete cuantas personas están fuera del sistema.

Ahora bien, desde la Agrupación DE FRENTE, como organización política y social, no estamos ajenos a esta crisis, nuestros compañeros son quienes recorren las calles de los barrios llevando la asistencia, que desde el Estado, aun  con las mejores intenciones, es escasa o ausente.

Desde merenderos y comedores contenemos a las familias, que han visto reducido a cero sus ingresos, esa familia que vivía de lo generado en el día a día, de la economía popular, hoy volvió al comedor a retirar alimentos para su sustento, a eso se le suma el miedo al contagio.

Toda nuestra organización a puesto a disposición de la comunidad su estructura, formando un equipo de compañeros voluntarios, que desde cada área asisten en cuestiones indispensables, como ser la producción de alimentos en la Huerta Orgánica, confección de barbijos por la Textil 8 de Marzo, Farmacia Comunitaria y guardia telefónica de la CAAC, Comedores y Merenderos con la modalidad de viandas, Casa de la Mujer con guardia telefónica e intervención en urgencias, asistencia virtual de Medios para la pre-incripcion del IFE, el Frente de limpieza y mantenimiento barrial con cortes de pasto y limpieza de espacios públicos, Política Alimentaria que ha articulado la entrega de alimentos.

Algunos datos duros para graficar nuestro trabajo durante esta cuarentena, Política Alimentaria entregaba 880 bolsones de alimentos, subió a 1780, la asistencia a merenderos y comedores subió entre el 100 y el 170 % en algunos casos, pasando de 680 raciones durante la primer etapa a 1400 en lo que va de la segunda etapa de cuarentena, en los comedores se superan las 1500 raciones semanales, esto es solo en Máximo Paz.

Este trabajo es realizado por los compañeros de las organizaciones sociales a lo largo del territorio de la Pcia, no es un trabajamos que hacemos solos, de esta situación nadie se salva solo, sera gracias al esfuerzo mancomunado, sera por ponerle el cuerpo a la crisis y asistir al necesitado y levantar al caído, el mismo Papa Francisco ha reconocido el trabajo y rol fundamental que cumplimos las organizaciones sociales en este momento. Serán nuestras acciones la que marquen la diferencia en crisis que afecta al mundo.

Por todo ello es que solicitamos la urgente conformación de un Comité de Crisis en Cañuelas, que abarque a las organizaciones sociales, gremiales y sindicales, sectores de la economía popular, camaras empresariales y de comercios, cultos y junto al Municipio, para articular solidariamente no solo el trabajo a realizar si no también los recursos que son escasos y muy necesarios, no puede continuar esta postura necia de poco dialogo y consenso.

Agrupación DE FRENTE. Comisión Central

 

“Somos lo que hacemos, y la Solidaridad nos hace Invencibles”

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *