400 policías desafectados de la fuerza

Sergio Berni desafectó a 400 policías presentes en la protesta de septiembre del año pasado.

El reclamo de la policía bonaerense realizado en septiembre el 2020 con epicentro en la Quinta de Olivos, tuvo su castigo y dejo a 400 miembros de la fuerza desafectados. Los uniformados rodearon la quinta presidencial, en horario de servicio, armados, a pie o con patrulleros que deberían haber estado circulando por las calles.
Este hecho no fue un acto aislado, sino que como era de esperar fue fogoneado y alentado por referentes de Cambiemos entre los que se destaca la propia ex ministra de seguridad Patricia Bullrich.
La sanción se da en la antesala de una nueva marcha convocada para este jueves por los mismos sectores y un centenar de ex miembros de la fuerza retirados o exonerados por diferentes razones, como es el caso de Sandro Adrián Amaya ex Capitán imputado en un caso de drogas.
Tiempos espesos se viven en torno a la policía bonaerense, quienes intentaron adelantar la protesta para este jueves por ahora sin éxito. Resulta pertinente para entender cómo un reclamo salarial devino en una clara muestra de poder y amedrentamiento al gobierno del presidente Alberto Fernández y del gobernador Axel Kicillof traer a la memoria 3 sucesos ineludibles:
• Durante el gobierno de María Eugenia Vidal “la bonaerense” tenía un retraso salarial del 30% además de haber visto reducidas sus filas de 32.000 efectivos en 2015 a 28.000 en 2019. Sin embargo, ante estos hechos no se produjo protesta alguna.
• El famoso reclamo de septiembre rodeando la Quinta de Olivos con presencia de patrullas, armados hasta altas horas de la madrugada.
• El tercer y último hecho que traeremos a cuenta, será el sucedido en enero del presente año, cuando un grupo de policías bonaerenses ingresaron a una cervecería de Villa Gesel, en la cual se realizaba un acto político de cambiemos (la presentación del libro “Guerra sin cuartel”, una legitimación de las políticas de “mano dura” en materia de seguridad de la ex ministra Bullrich) para rendir pleitesía, hacer la venia a la ex ministra. Evento compartido en las redes de la propia ex funcionaria.
Desde el reclamo/chantaje de septiembre el gobernador había respondido a cada una de las demandas, la desafección de estos efectivos es el primer castigo por el repudiable acto.
Esperemos no se repitan en la Argentina actos como los que presenciamos frente a la residencia presidencial y en diferentes puntos de la provincia.

Protesta policial armada frente a la quinta presidencial
Uniformados bonaerense rinden pleitesía a la ex ministra de seguridad Patricia Bullrich

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *