A 18 años de la Masacre de Avellaneda

La disciplina de las balas, las coordenadas políticas y sociales…

Desde el 26 de junio del 2002, los años pasan,los gobiernos pasan, la impunidad de los responsables políticos es la constante.
Ambos jóvenes tenìan 21(Dario) y 22(Maxi) años al momento del crimen, formaban parte del “Movimiento de Trabajadores Desocupados”, organización con gran presencia durante la crisis del 2001.
Cuando organizaciones de desocupados y piqueteras decidieron cortar el Puente Pueyrredon, como parte del plan de luchas contra el gobierno de Eduardo Duhalde.
La Policía Bonaerense, esperó a los manifestantes en el cruce entre la provincia de Buenos Aires y Capital Federal, para comenzar rápidamente la represión, primero con balas de goma y gases lacrimógenos, pero terminó con balas de plomo.
Dario Santillan, había entrado a la estación para auxiliar a Maximiliano kosteki, por quien ya no se podía hacer mucho, ya que agonizaba por los disparos de plomo que recibió, los obligaron a irse de ahí; de espalda recibió los disparos, asesinos. Los mataron….
Dario y Maxi, creían en el cambio social desde abajo, en los barrios y de los sectores populares. Sufrian las políticas económicas en carne propia y se resistian a un modelo económico y social, que desde hace rato los excluia…

  • TODOS JUNTOS PARA DAR PELEA, POR UN CAMBIO REAL, UN CAMBIO EN EL PENSAMIENTO, BUSQUEDA DE COORDINACIÓN, CONSTRUCCIONES CONCRETAS, UNIDAD Y PELEA, EN CONTRA DE LOS SECTORES QUE NOS QUITAN LOS DERECHOS, TRAZAR UN NUEVO CAMINO….
    Seguimos exigiendo justicia completa para Dario y Maxi, reivindicamos la lucha de las organizaciones sociales que caminan dia a dia el territorio y sostienen a los sectores populares en este contexto dificil que es la pandemia, donde no llega el Estado, ni alcanzan las politicas publicas. Son [email protected] compañ[email protected] quienes honran la memoria de Dario un pibe de barrio , que un dia de junio fué capaz de parar, para dar le una mano a otro pibe, porque nadie merece morir en soledad, y en ese gesto que le costó la vida concretó todos los valores del compromiso y la solidaridad tan urgentes y necesarias en la lucha por una sociedad un poco mas justa….

Por la situación actual que transcurrimos en esta cuarentena, parte de las manifestaciones que se realizston hoy fueron de manera remota en las redes, aunque hay agrupaciones que resolvieron ir al puente Pueyrredón, con una cantidad reducida de manifestantes y medidas de seguridad sanitarias.

Darío y Maxi se convirtieron en la expresión más genuina de una juventud militante, dispuesta a dar pelea por una sociedad más justa e igualitaria. Ambos son símbolos de lucha dentro de las organizaciones sociales.

La agrupación de frente conmemora este día en repudio el asesinato de los compañeros, exigiendo justicia y llevando en alto la bandera de los movimientos populares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *