¡ARTE, ARTE, ARTE!

A lo largo de la historia el ser humano demostró su interés por dejar una huella. Desde civilizaciones antiguas que sentaron las bases de todas las artes cuando ni siquiera existía ese concepto, hasta el día de hoy cuando éste parece presentar oportunidades estéticas  infinitas. Brindando la posibilidad de representar el mundo tangible y el de las ideas a partir de diversos soportes, materiales y herramientas.

Existen entonces algunas obras que por diversos motivos son reconocidas como icónicas, ya sea porque son únicas o porque simbolizan un cambio de paradigma o pensamiento en las diferentes culturas. Es por eso que el día de hoy les propongo hablar de una obra que se repite en dos contextos diferentes , pero que genera sensaciones similares, permitiéndonos reflexionar acerca de la proximidad entre el pasado y el presente.

El partenón de libros – Marta Minujín

 

Para poder explicar esta obra tenemos que situarnos en la Buenos Aires de 1983.Tiempo atrás nuestro país atravesaba la etapa más trágica y dolorosa de nuestra historia, la dictadura militar (1976 – 1983)que había dejado una herida muy profunda en la mente y corazón de los Argentinos. Dando como resultado la pérdida de muchas vidas y la desapariciones de cientos de personas que representaban una “amenaza” para el régimen militar.

Una de las prohibiciones más absurdas fueron los libros, ya sean sobre sociología y política, o cuentos infantiles y novelas. Todo aquello que contenía ideas “peligrosas” que atentaban contra el “Proceso de Reorganización Nacional”  y que incitaban a la subversión eran prohibidos bajo un accionar denominado “Operación claridad”.

Una vez concluido este periodo, en 1983 Marta Minujin construía el famoso Partenón de Libros”, una obra llevada a cabo sobre la Av.9 de Julio que involucró cientos de libros prohibidos que se expusieron durante 5 días, contó con la participación del público quien contribuyó con el armado y la donación de libros . Este proyecto buscaba representar la vuelta a la democracia con “…Un monumento donde se celebró la primer democracia en Grecia…”  Valorando la expresión libre de las ideas, sin la censura sujeta al poder.

Luego de los 5 días de exposición el Partenón de libros  fue inclinado con grúas, ya que la artista buscaba que el público pudiera apreciarla desde diferentes ángulos.

 

En el año 2017 Minujín fue  invitada a la muestra  “ Documenta 14” , un evento donde se exponen  las obras de arte contemporáneo  más importantes del mundo.

Es entonces cuando el Partenón de Libros  vuelve a replicarse, pero esta vez en la ciudad de Kassel, Alemania.

La producción contó con 100.000 libros aproximadamente, todos ellos prohibidos en distintas partes del mundo. Además fue construido a escala ,teniendo en cuenta la obra original en Grecia. Esto es 70 metros de largo por 30 de ancho y 20 de alto, además la superficie se enmascaraba con 38 columnas de 14 metros y medio, para las cuales se necesitaron 1500 libros cada una.

El lugar estratégico donde fue posicionado se remonta a la época del nazismo, en una plaza donde fueron quemados 2000 libros prohibidos, durante la llamada «Aktion plus an den undeutschen Geist» (“Campaña en contra del espíritu no-germano”), en 1933.

Al finalizar la obra, en ambas exposiciones los espectadores pudieron llevarse los libros que quisieran,además en esta ocasión el monumento no pudo ser inclinado debido a que presentaba mayor peso que la versión realizada en Argentina.

 

Si querés saber más acerca de esta obra te recomiendo ver un documental de Encuentro donde se muestra un recorrido a través de todo el proyecto, contado por la propia Marta Minujín.

Link para el video “Marta Minujín. Partenón de los libros prohibidos- Canal Encuentro” : https://youtu.be/0P-RUsa3DVU

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *