Charla abierta de la CAAC, en la ECCO Infantil, sobre consumo problemático de alcohol

El jueves se realizo en la ECCO Infantil del Barrio Las Praderas, una charla debate acerca del consumo problemático del alcohol, a cargo de nuestra CAAC, «John William Cooke».

A través de un espacio del tipo conversatorio se genero un espacio donde las personas que asistieron pudieron hacer preguntas a partir de disparadores basados en derribar mitos acerca del consumo del alcohol, desnaturalizar discursos, rompiendo con el consumo normalizado en los barrios.

El ultimo jueves de cada mes de manera itinerante, la CAAC llevara adelante charlas, debates, proyecciones y actividades orientadas a la prevención, abarcando temas de consumo problemático, violencia de genero de salud en general.

Se hicieron presentes muchas mujeres acompañadas con sus hijos de distintas edades, dejando en evidencia el compromiso que tienen las mismas ante esta problemática.

¿ Que es el consumo problemático de alcohol? ¿Es lo mismo que una adicción?
El consumo problemático son aquellos consumos que afectan negativamente la salud física,
psíquica del sujeto o sus relaciones sociales.
No tiene que ver con la cantidad que se consume o la frecuencia con que se hace, sino la relación
que se tiene con el alcohol y en qué contexto se realiza. Por ejemplo, si cada vez que voy a una fiesta no puedo divertirme si no hay alcohol, o si tomo solo una copa pero salgo a manejar me
pongo en riesgo a mí y a tercerxs, si sufro de alguna enfermedad cardiaca y no puede tomar nada
de alcohol pero igual cada tanto lo hago, si ocasiono problemas cuando tomo y eso me genera
problemas con mi familia o en mi trabajo, etc.

Una adicción es cuando esa persona ya no puede desarrollar su vida sin tomar alcohol y hace todo
por conseguirlo. Necesita tomar con todas sus fuerzas sino no puede vivir. Quiere sentir todo el
tiempo la sensación que le produce. La persona sustituye sus vínculos por el consumo y se aísla.

Mitos en relación al consumo de alcohol
“la persona que toma es un flojito, no se deja ayudar, es un vicioso, toma porque es inseguro”
La persona que toma está padeciendo la situación, y a veces no encuentra la manera de pedir
ayuda.
“es culpa de la junta, de la familia, del barrio”
Si bien hay contextos más propicios para el consumo de alcohol no es el lugar, o el entorno, sino la
relación que se produce entre ambxs.
“El alcohol es malo, destruye todo”
El alcohol es nocivo para la salud, pero el conflicto es que tipo de uso se hace. Tener en cuenta que
el consumo de alcohol hace que se generen cambios en nuestro organismo y en nuestro
comportamiento.

“el alcohol facilita las relaciones sexuales”
En realidad las personas se sienten más desinhibidas, puede generar impotencia, y exponerse a
conductas de riesgo como no cuidarse durante el acto sexual.
“mezclar alcohol con energizantes te emborracha menos”
No solo que te emborracha más, sino que aumenta los riesgos ya que no permite sentir los avisos
de que te estas emborrachando que el cuerpo da normalmente.
“con café o un baño se pasa la borrachera”

No es así, el café irrita el estómago aún más y el baño puede bajar la temperatura corporal
poniendo en riesgo la salud física.
“si no tomo mucho puedo manejar sin riesgos”
El límite legal de alcohol en sangre es de 0,5 que equivale a 2 latas de cerveza, de todos modos los
reflejos y la atención disminuyen

Como puedo ayudar?
Frente a alguien que consume nos quedamos con lo primero que se manifiesta “es un borracho”
“ella no se deja ayudar” “no le importa nada”, lo que nos limita para entender la complejidad del
problema.
Pensemos que la persona que consume suele sentirse sola y se aísla.
Acercarnos a la persona y su entorno es la primer forma de ayudar, mostrar interés por el o ella, y
por su salud, preguntarle su historia y sus proyectos, conocer que detrás de eso que vemos hay
más.
Empezando por el encuentro con la otra persona, escucharlx y hablar, dar información cierta y
confiable y romper con los discursos naturalizados.
A la hora de pensar en consumos problemáticos es fundamental que lxs adultxs asumamos
colectivamente el desafío de cuidar, la prevención no es solo tarea de especialistas, sino de toda la
comunidad. Generar lazos, generar proyectos colectivos, ayuda a no caer en la soledad y a
encontrar motivación.
Pensemos en conjunto que cosas de nuestro quehacer cotidiano, de nuestra cultura, favorecen
esta conducta. Por ejemplo que nuestrxs hijxs vayan al supermercado a comprarnos alcohol y que
el almacenero se lo venda aunque es menor, organizar festejos y que haya alcohol en nuestra lista
de infaltables, etc.
Pensemos también el rol de los medios de comunicación que promueven un discurso amigable
con el alcohol, tomar es “de rebelde” “te hace ver cool” y ”te ayuda a relacionarte, ser divertido”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *