Denuncia de El Cels y Serpaj sobre la represión policial a las familias de Guernica.

Se presentó una denuncia por la “desproporción del uso de la fuerza” en el operativo, que se extendió lejos del predio una vez realizado el desalojo.  Tambien denunciaron los organismos de derechos humanos que les fue impidido el ingreso.

El Centro de Estudios Legales y Sociales (Cels) y el Servicio de Paz y Justicia (Serpaj) presentaron una denuncia este jueves ante la justicia sobre la represión de la policía bonaerense en el desalojo a unas 1400 familias que se habían instalado en un predio desocupado de Guernica.

“En atención de estar presente en estos momentos un grupo de integrantes de nuestras instituciones en el predio de la toma de Guernica, nos presentamos con el fin de denunciar la desproporción del uso de la fuerza por parte de las autoridades policiales en el marco de la medida dispuesta en autos”, señalaron en la presentación al juez de Cañuelas, Martín Rizzo, quien lleva la causa por el desalojo.

En la denuncia,  afirmaron  que “La policía ha continuado su accionar represivo a más de 400 metros de distancia del predio”, fue firmada por Diego Morales y Paula Litvachky del Cels y por Ana Almada y Adolfo Pérez Esquivel, del Serpaj, señalaron que la represión continuó después del desalojo.

“El desenlace tendría que haber sido otro, hasta el día de ayer el Estado estaba dando respuesta a las familias que ocupaban el predio. Lamentablemente el fiscal decidió ayer que el tiempo de negociación ya había terminado y derivó en esta situación tan negativa”, explicó Morales, Director de Litigios del Cels, en diálogo con radio Provincia.

“Había cuatro barrios que no lograron negociar, hay muchas familias que hoy no tienen una respuesta y la posibilidad de llegar a un acuerdo habría permitido que tuvieran otra protección. Las soluciones se fueron encontrando pero algunos casos requerían más tiempo. Anoche le solicitamos al juez la suspensión del desalojo ante la decisión del fiscal de avanzar hoy. Lamentablemente eso no pudo suceder”, explicó.

Por otro lado, organismos de derechos humanos denunciaron que les impiden ingresar a los terrenos para interiorizarse sobre la situación. “La gente nos dice que hay un joven desaparecido, que ya estuvimos con sus padres, tiene 18 años, y no aparece en la lista de detenidxs, y aparentemente habría dos mujeres muertas. Pero la policía no nos deja ingresar”, difundieron miembros de Cruz Roja, APDH, Serpaj y la Garganta Poderosa.

Repudiamos el brutal accionar de la policia en el desalojo, el problema de raiz continua, las familias desalojadas vuelven a la calle, debemos continuar la lucha por la Tierra, Techo y Trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *