La importancia de la lucha social: Los reclamos de la la Unión Obrera Molinera Argentina fueron escuchados.

El pasado martes 2 de agosto “los molineros” habían comenzado un paro nacional que tendría alcance a nivel federal. Este surgió a partir de la negativa por parte del Molino Cañuelas de otorgarles a los harineros un aumento salarial coherente a los aumentos de los panificados “Lo que nos quieren dar es una miseria” Declaró Mario Villalba, Secretario de la UOMA Cañuelas.
Sin embargo, la lucha no fue en vano, ya que las acciones llevadas a cabo por los integrantes Unión Obrera Molinera hicieron temblar a los empresarios, quienes finalmente recapacitaron y llegaron a un acuerdo con los trabajadores; Un salario básico de $158.500.
Fue así, entonces, como el martes a horas de la tarde los molineros, satisfechos, levantaron el paro y los bloqueos en la entrada y salida de la planta del Molino Cañuelas.
Sí a reclamar nuestros derechos, sí a la lucha social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *