No se aguanta más

Otra víctima más del patriarcado y van…
Escribir una nota sobre otro femicidio en nuestro país es algo que esperamos no tener que hacer nunca más. Hoy lamentablemente nos toca como sociedad apoyar y mandar toda nuestra fuerza a los familiares y amigos de Úrsula para que continúen con la lucha y finalmente Matías Ezequiel Martínez (el femicida) tenga la condena que se merece.
El cuerpo fue encontrado en un paraje cercano a la localidad bonaerense de Rojas, sin vida, ensangrentado y con numerosas puñaladas, 30 según medios locales. Martínez se encontraba en el lugar, dentro de su auto con un corte en su abdomen, por lo que suponen que intentó herirse a sí mismo.
El femicida, un policía que estaba con licencia psiquiátrica, cuenta con denuncias previas por violencia de género, una imputación por violar a una nena discapacitada, e incluso el día anterior había violado la perimetral que le impedía acercarse a la joven para amenazarla y golpearla.
Denuncias desestimadas, una justicia lenta, y un sistema machista determinaron el destino de Úrsula. Hoy nos estremecemos con los audios previos, con el relato de su madre maltratada por la propia policía, con el testimonio de sus amigas, pero los que tuvieron que garantizar su seguridad no hicieron absolutamente nada.
A Úrsula la mato un hijo del patriarcado, uno de esos imbéciles que reduce a las mujeres a objetos de su propiedad, en complicidad con un sistema machista retrógrada que parece esperar una nueva mujer en la morgue para actuar.
Justicia para Úrsula, justicia para todas.  No se aguanta más, de una vez y para siempre NI UNA MENOS.

Multitudinaria marcha en Rojas reclamando Justicia por Úrsula
Matías Ezequiel Martinez ,asesino de la victima.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *