Sputnik V: En los próximos días llegarán al país 1.000 litros de la sustancia activa de la vacuna

Mientras las fuerzas políticas confirman sus alianzas electorales, el debate en torno a la performance doméstica para conseguir vacunas constituirá un eje medular de la campaña.

En los próximos días llegarán al país 1.000 litros de la sustancia activa de la vacuna Sputnik V para terminar 1.700.000 dosis 2 en el Laboratorio Richmond. La primera partida, terminada hace rato –unas 150.000 dosis–, sería autorizada alrededor del 1 de agosto y será el puntapié inicial para reducir el principal faltante en la vacunación argentina: la dosis 2 de la vacuna rusa.

Durante esta semana se conoció el email que el 7 de julio Nicolini le envió al director del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), Anatoly Braverman, reclamándole al menos un millón de dosis 2 para completar la vacunación de adultos mayores. Desde entonces llegaron 550.000 unidades de la dosis complementaria, pero el déficit se mantiene.

la perspectiva es que la “deuda” de vacunación de la segunda dosis podría saldarse durante agosto. Por un lado, con la producción de Richmond que podría arrimarse a los tres millones de dosis 2. Por otro lado, porque el RDIF concretaría envíos únicamente del segundo componente. Según el cálculo del senador correntino Martín Barrionuevo se requerirán cerca de cuatro millones de dosis hasta el 31 de agosto para no tener atrasos en el proceso de completar la vacunación de Sputnik. La otra alternativa que no se descarta para nada, y que figura tácitamente en la carta de Nicolini es complementar la vacunación de Sputnik con una dosis de las vacunas norteamericanas que irán llegando. Hay tres estudios en marcha sobre la combinación de vacunas, pero Sputnik trabaja cada dosis con un adenovirus distinto, de manera que parece que no habría mayores inconvenientes en combinar vacunas ya que sería también aplicar una dosis con un adenovirus distinto al de la primera dosis.

Lo cierto es que el plan de vacunación de la Argentina es uno de los mejores de la región.

Argentina se constituyó en el segundo país –tras Bielorrusia– que apostó por la tecnología del Centro Gamaleya de Moscú. A la fecha, la Sputnik V fue aprobada en 69 países con una población total que supera los 3700 millones de personas. Constituye una de las fórmulas vacunales que ha demostrado excelente efectividad, junto a otras como Pfizer/BioNTech y Moderna.

 

Desde el inicio de la campaña ya llegaron al país 40,6 millones de vacunas, de Sinopharm, Sputnik V, AstraZeneca y Moderna. Pese a los discursos del odio, la realidad indica que Argentina dispone de vacunas suficientes y que, con los casos de covid-19 en plena baja desde hace siete semanas consecutivas, la primavera traerá un alivio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *