Que es una huerta orgánica, la nuestra se llama “Creer”.

¿Qué es una huerta orgánica?

La huerta orgánica es una forma de cultivo que se basa en la fertilidad del suelo y diversidad de especies, con la finalidad de obtener plantas sanas que se conviertan en alimentos saludables.

Para producir suelo fértil se utilizan técnicas naturales. Por ejemplo el mantillo (cubierta de pasto y hojas secas) y la siembra por asociación (plantas de distintos tamaños). Otra técnica es la rotación, que significa no cultivar las mismas especies en el mismo lugar. Además, se produce el propio abono.

Se trata de aprovechar todos los recursos que brinda la naturaleza para producir vegetales sanos. Por ello se evita el uso de productos químicos como pesticidas o fertilizantes.

Esto es importante, ya que no siempre se alerta acerca de los riesgos de la utilización de agroquímicos. Según un informe de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) estos productos  son poco sostenibles. Son la principal causa de contaminación del agua, emisiones de gases a la atmósfera y pérdida de biodiversidad.

Cómo organizarla

Para crear una huerta orgánica en el hogar, no es imprescindible disponer de grandes espacios. Actualmente, existen muchos recursos para que todo el mundo pueda tener su propia huerta. Desde canteros en el suelo hasta huertas verticales, pasando por mesas de cultivo de distintos tamaños, cajones o macetas colgantes.

Para que nadie se prive del placer de cultivar sus propios vegetales.

 

Beneficios de la huerta orgánica

  1. Para la salud: la huerta orgánica garantiza el acceso a alimentos saludables. La actividad en la huerta es una excelente forma de realizar actividad física y combatir el sedentarismo y el estrés.

 

  1. Sociales: la actividad en la huerta ayuda al desarrollo y a la educación de todos los integrantes de la familia. También favorece la integración de los distintos grupos de edades.

 

  1. Económicos: estimula el desarrollo económico local y alivia el presupuesto familiar. Un minihuerto de 1 m2 puede producir 216 plantas de lechuga o 200 tomates al año.

 

  1. Ecológicos: las huertas orgánicas permiten gestionar el agua de lluvia, reducen las inundaciones y crean suelo sustentable para aumentar la absorción. Al aumentar la masa verde urbana, contribuyen a equilibrar la temperatura, aumentar el oxígeno y mitigar la contaminación ambiental.

 

Otros beneficios 

La huerta orgánica es garantía de alimentos sanos, naturales y llenos de nutrientes. Al mismo tiempo, son fuente de satisfacción personal, alegría y bienestar. En esta época de tecnología, inmediatez y velocidad, la huerta ayuda a las personas a ser más pacientes y comprensivas. Y les da la oportunidad única de conectarse a la naturaleza, algo no siempre bien destacado cuando se busca promover la salud

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *