Este 8M, te contamos quien es “Esther de Careaga”.

8M ¿POR QUÉ SE CONMEMORA EL DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER?
Hace muchos años que el 8 de marzo se transformó en una jornada de lucha por el reconocimiento, la igualdad de derechos, y una justicia no patriarcal. ¿Sabes por qué?
El 8 de marza de 1908, 129 mujeres pierden su vida en un incendio durante una huelga que realizaban en su lugar de trabajo, la fábrica Cotton de Nueva York. Las trabajadoras reclamaban la reducción de la jornada laboral a 10 horas, un salario igual al que percibían los hombres que realizaban las mismas tareas, el derecho de unirse a los sindicatos y la mejora de las condiciones de trabajo que padecían. En el transcurso de la huelga el dueño de la fábrica ordenó cerrar las puertas del complejo para que las mujeres desistieran y abandonarán el lugar, hecho que derivó en la muerte de las obreras que se encontraban en el interior.
El 8 de Marzo no es un día de celebración, es un un día de conmemoración y de lucha por la igualdad.

Nuestra Casa de la Mujer, único refugio de Cañuelas para victimas de violencia de género, lleva el nombre de Esther de Careaga, pero quien fue?, cual fue su lucha?.

Esther Ballestrino nació en Paraguay en enero de 1918, maestra, bioquímica y activista social destacada por ser parte de la línea fundadora de las Madres de Plaza de Mayo. Fue organizadora del Movimiento Femenino del Paraguay, organización pionera en la lucha por la igualdad de derechos en la región.
En 1947, perseguida por la dictadura militar de Higinio Morínigo, se refugió en Argentina donde continuó sus labores solidarias con los paraguayos exiliados por su oposición a la dictadura. Contrajo matrimonio en el país con Jesús Careaga, con quien tuvo tres hijas.
Con el estallido de la más cruel de las dictaduras militares que sufrió la República Argentina el 24 de marzo de 1976, comienza una etapa de padecimiento extremo para Esther. Este mismo año dos de sus yernos (Manuel Carlos Cuevas e Ives Domergue son secuestrados y “desaparecidos”). Un año después su hija Ana María Careaga, fue secuestrada y llevada al centro de detención clandestino “El Atlético” donde fue cruelmente torturada a pesar de tener un embarazo de 3 meses en curso.
Lejos de bajar los brazos, está valiente mujer comienza a trabajar con Madres de Plaza de Mayo y se transforma en una de sus principales organizadoras, además colaboró con familiares de desaparecidos y con la Liga Argentina por los Derechos del Hombre.
En octubre de 1977 su hija Ana María fue liberada y tanto Esther como sus tres hijas se refugiaron en Brasil y luego en Suecia, sin embargo Esther decidió volver a la Argentina poco tiempo después y ante las sugerencias de otras Madres respecto a que era mejor que vuelva a Suecia, ella respondía: “No, voy a seguir hasta que aparezcan todos”
Entre el jueves 8 de diciembre y el sábado 10 del mismo mes de 1977, el grupo de tareas 3.3.2 bajo el mando de Alfredo Astiz secuestró a un grupo de 12 personas, todas familiares de desaparecidos que se reunían en la Iglesia Santa Cruz. Esther Ballestrino de Careaga, junto con otras fundadoras de Madres de Plaza de Mayo Azucena Villaflor y María Ponce, y las monjas francesas Alice Domon y Léonie Duquet fueron secuestradas.
Esther fue llevada a la Esma, y continuó desaparecida hasta el año 2005, año en que su cadáver fue encontrado en el cementerio de General Lavalle dentro de una fosa común.
El día 24 de julio de 2005, 28 años después de haber sido asesinada, Esther Ballestrino fue enterrada en el jardín de la Iglesia Santa Cruz, en Buenos Aires, junto a María Ponce de Bianco, una de las tres Madres secuestradas con ella, con el correr de los años la Hermana Léonie Duquet y la activista Ángela Auad fueron sepultadas en el mismo lugar.

Es muy difícil resumir en pocas líneas la vida de esta gran mujer, que trasciende el tiempo a través de su lucha que tomamos como propia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *